Madre comparte video IMPRESIONANTE de su hija POSEÍDA


Foto: Facebook/Claire Taplin

Es prácticamente una "regla de oro" nunca dejar tu bebida desatendida durante una fiesta o mientras visitas una barra o club nocturno. Asimismo siempre se recomienda que estes presente y pendiente del bartender que prepara tu bebida para asegurarte que nadie ponga algo raro o indebido en tu vaso. Parece que no todos tienen esta guía para salir de noche, y ese fue el caso de Millie Taplin de 18 años de edad. La inglesa celebraba su cumpleaños número 18 y decidió festejarlo en un club ya que por fin había alcanzado la edad legal para beber en Inglaterra. Aunque ella ordenó todas sus bebidas, en algún momento un hombre desconocido le ofreció una bebida nueva para que la probara, al corto tiempo, tuvo que se trasladada de emergencia a un hospital.

Los médicos sospecharon que la bebida contenía dos tipos de drogas, una para paralizarla y otra para dejarla inconsciente. Minutos después de darle un par de sorbos al vaso de lo que parecía una limonada con vodka, Millie comenzó a sentirse mareada. Ella sabía que no estaba ebria, así que advirtió a sus amigos que su bebida tenía algo raro que la estaba haciendo sentirse mal, además de dejar de sentir sus manos y piernas. Sus amistades llamaron a su hermana de inmediato y juntos la trasladaron a un hospital.

Claire, la madre de Millie, llegó al hospital y encontró a su hija en un estado terrible, parecía poseída por un demonio según comentó en entrevista a The Mirror. Mientras Millie estaba recostada sobre la cama del hospital, sus ojos y quijada estaban fuera de control y sus manos parecían un par de garras. Su madre comentó que lo que más tristeza le dio, fue saber que su hija era consciente de lo que estaba pasando y no no podía moverse o tener control sobre su cuerpo. Mirándola a los ojos sabía que estaba ahí, consciente pero sin poder hablar y responder.

Claire decidió grabar a su hija en video para compartirlo y crear consciencia de que estas cosas en realidad suceden.

La madre explicó que fue difícil compartirlo, pero que necesita que las demás personas hagan consciencia de que este tipo de cosas suceden cuando uno sale de fiesta.

Millie estuvo paralizada por casi cuatro horas y describió su experiencia: "Yo era consciente de todo lo que pasaba a mi alrededor, podía responder a todas sus preguntas en mi cabeza, pero no podía hablarles. Fue algo espantoso, mi cabeza estaba consciente de todo, pero mi cuerpo no respondía. Nunca había experimentado algo así. No quiero repetir una experiencia así jamás".

Millie se recuperó totalmente al día siguiente. Después pensó que va a salir menos de noche y recomendó a todos que cuiden sus bebidas y no prueben nada que extraños les ofrezcan.

La policía está investigando este incidente y el club publicó un comunicado para advertir a todos sus clientes que siempre estén pendientes de sus bebidas. La persona que le dio la bebida a Millie no fue reportada en el momento y el club pensó que era conocido de ella. De cualquier forma el club ya coopera con la policía para identificarlo.


Contenido patrocinado

Contenido patrocinado