Cocinar es una de las actividades donde más utilizamos las manos y la izquierda es todo un tema. Si eres zurdo de seguro lo tienes muy claro y te sentirás muy identificado. Si no, conoce los problemas típicos de zurdos en la cocina y entenderás por lo que pasan todos los días.

5 Decorar con crema pastelera

Esto es particularmente más complicado cuando la decoración implica escribir. Ahí es cuando ponen en juego las habilidades de zurdo que adquirieron en el colegio para no manchar la libreta. Es casi como escribir en el aire, con la diferencia que no están usando un bolígrafo sino una manga con crema pastelera. Y no es nada divertido mancharse la camisa ni estropear el decorado justo cuando estás a punto de terminar.

4 Abrelatas común

¿Por qué todo viene diseñado para la mano derecha? El abrelatas es lo peor que le puede pasar a un zurdo. Por suerte hay nuevos diseños que los puedes tomar con la mano que quieras y los abrefácil de las latas llegaron para hacer la vida más sencilla. Pero si eres zurdo de seguro los sufriste por mucho tiempo.

3 Manoplas

¿Puedes cocinar sin manopla? Para mí es imprescindible porque soy muy distraída y siempre termino con alguna quemadura.

El problema es que existen algunas manoplas que están diseñadas sólo para la mano derecha, como esas que tienen antideslizante del lado de adentro. ¡¿Y la izquierda?! En ese caso, la única solución que es usarla al revés, pero te pierdes las ventajas del antideslizante.

2 Los utensilios con mango ergonómico

Estos utensilios donde la mano encaja perfectamente son lindos a la vista por su diseño y muy prácticos para quien los usa con su mano derecha. Es que están pensados y diseñados para hacerlo así.

Por eso, cuando lo tomas con la izquierda, tu mano no coincide con el molde y ahí es cuando comienza el problema. ¡Cómo se supone que voy a utilizar la cuchilla ergonómica si ni siquiera puedo tomarla correctamente!

1 Tomar el vaso equivocado

Este es el único problema que no refiere al acto de cocinar, sino más bien a lo que viene después. Si eres zurdo seguramente ya sabes de lo que estoy hablando. ¡Sí, eso mismo! Tomar el vaso de la persona que está a tu izquierda.