"Cheyenne, Rambo, Circuncisión, Escroto". Por extraño que resulte, en Sonora hay padres de familia que han intentado registrar a sus hijos con esos nombres, por lo que a partir de este lunes la nueva Ley de Registro Civil del Estado le cerró el paso a los apelativos raros, según un reporte de Notimex.

“Nos pueden causar gracia, pero para la persona que lo lleva puede ser negativo y ocasionarle problemas”, dijo la titular de la Dirección del Registro Civil de Sonora, Cristina Ramírez Peralta, al explicar a la prensa los detalles de la nueva ley. “Ya no vamos a tener ese tipo nombres”, añadió, según la agencia.

Ella misma adelantó que el Registro Civil hará una lista de nombres denigrantes que será colocada en todas las oficinas de los registros públicos locales para que los padres de familia sepan que están prohibidos. Por ahora la lista incluye 30 nombres entre los que se encuentran los antes mencionados.

Para saber mas click aqui