Si agentes están en la puerta, manténgala cerrada y pregunte si son agentes de ICE.Pregunte a los agentes por qué están ahí.

Si los agentes de ICE no tienen una orden firmada por un juez, usted puede negarse abrir la puerta o a que entren a su casa. 

Una orden administrativa de expulsión de las autoridades de inmigración no es suficiente.Si ellos dicen que tienen una orden, pídales que pasen la orden debajo de la puerta.