(EFE) — Cuando de correr se trata, el entrenamiento con intervalos beneficia a las mujeres más que a los hombres, según un estudio difundido este martes por la Universidad estatal Bowling Green, de Ohio, en Estados Unidos.

El entrenamiento con intervalo es un tipo de ejercicios discontinuos en el cual se alternan periodos de actividad de alta y baja intensidad con períodos de descanso. La fase de alta intensidad llega casi al ejercicio anaeróbico y el período de recuperación involucra ejercicios de más baja intensidad.

Dado que mejora la velocidad y la aptitud cardiovascular, lo emplean muchos deportistas y personas que hacen ejercicios como el ciclismo, la carrera y el remo porque obtiene los beneficios máximos del ejercicio en menos tiempo.

El estudio lo condujeron Matt Laurent y Matt Kutz, de Bowling Green; Lauren Vervaecke, de la Universidad de Carolina del Sur, y Matt Green, de la Universidad del Norte de Alabama, el cual se publicará en la revistaJournal of Strength and Conditioning.

Los investigadores pusieron a ocho hombres y ocho mujeres, con edades entre 19 y 30 años en entrenamiento de alta intensidad con intervalos, a ritmos autorregulados y usando diferentes períodos de recuperación.

Los participantes estuvieron sobre una caminadora durante seis periodos de cuatro minutos al nivel más alto de intensidad que sentían que podían mantener. Los períodos de recuperación consistieron de un minuto, dos minutos o cuatro minutos.

En los periodos se midieron su consumo máximo de oxígeno y su ritmo cardiaco.

Los resultados revelaron un efecto significativo del género en ambas medidas.

En todas las pruebas, los hombres eligieron un ritmo relativo más rápido, pero las mujeres hicieron ejercicio a un porcentaje más alto de su ritmo cardiaco máximo en comparación con los hombres y mostraron un porcentaje más elevado de consumo máximo de oxígeno.

"Pienso que los datos muestran que parece haber diferencias significativas en la forma en que los hombres y las mujeres autorregulan sus ejercicios", dijo Laurent.

"Específicamente, en nuestro caso, los hombres y las mujeres tienden a ejercitarse al mismo nivel de límite percibido y se sienten recuperados igualmente entre cada intervalo. Sin embargo, cuando están en la fase de correr las mujeres tienden a ejercitarse más que los hombres desde un punto de vista cardiovascular", dijo.