Datos revelados por Consulta Mitofsky indican que el 15 por ciento de los mexicanos no necesitan "palabrotas" para comunicarse con los demás; sin embargo, un habitante de este país dice en promedio 20 groserías en una conversación cotidiana.

El espacio favorito para pronunciarlas es durante la convivencia con los amigos (63 por ciento), seguido por los compañeros de trabajo (36 por ciento) y la pareja (34 por ciento).

Para saber mas click aqui.