La tristeza del domingo. No, no es el título de una canción. Es esa melancolía palpable mezclada con ansiedad que a veces experimentamos a medida que el sol se pone en nuestro fin de semana y contemplamos la semana de trabajo que viene. (Extraño pero verdadero: Como señala el médico Christiane Northruo, más personas mueren de infartos los lunes que cualquier otro día de la semana. ¡Demonios!).

Cuando el lunes llega, ¿las personas pueden encontrarte llorando todo el tiempo? No te pongas pesimista solo porque tu fin de semana se paró en seco. Comienza a esperar el comienzo de tu semana laboral al tomar estos pasos:

Bueno: Mantén el sueño y la nutrición a raya

Quedarte despierto en la madrugada los fines de semana (léase: quedarse despierto y dormir excesivamente la mañana siguiente) puede causar estragos en tu energía y estado de ánimo al “alterar tus patrones semanales más regulados”, dice la doctora en psicología de Fort Lauderdale en Estados Unidos, Jamie Long. “Muchos guerreros de fin de semana… también comen en exceso y beben en exceso. Pero en varios estudios, quienes se exceden los fines de semana están vinculados con más ansiedad y un estado de ánimo disfórico [infeliz]”.

Para saber mas click aqui.