El alcohol tiene diversos efectos en nuestra piel, el más obvio, es la borrachera, pero además de ello, el exceso nos hace ganar peso y nos avejenta, estás son otras consecuencias del alcohol.

Tu piel

El alcohol deshidrata la piel y le quita nutrientes, haciendo que se vea opaca y cansada. Además, dilata los vasos capilares del rostro y estos forman pequeñas redes de venas.

Tu cabello

No estar hidratado apropiadamente también afecta el pelo, dejándolo seco y quebradizo. Tomar demasiado además puede reducir los niveles de hierro y causar pérdida del cabello.

Falta de sueño reparador

Los tragos antes de dormir pueden afectar los ciclos naturales del sueño o crear la necesidad de levantarse al baño durante la noche, lo que lo dejará cansado al día siguiente.

Uñas

Tener buenas uñas depende del consumo de nutrientes y agua. Si sus uñas son quebradizas puede ser una señal de que está tomando demasiado alcohol.

El peso

El alcohol no sólo está repleto de calorías que no tienen ningún valor nutritivo, sino que no contiene nutrientes esenciales y puede bajar el nivel de azúcar en la sangre, lo que lleva a sentir hambre y al riesgo de comer en exceso.

¡Cuídate!

No bebas con el estómago vacío

Coma bien y fije un límite de cuánto va a tomar antes de empezar. Cuando vaya a salir, lleve una cantidad limitada de dinero para gastar en alcohol.

No te adelantes

No tome antes de salir de la casa. Puedes creer que será más barato si lo haces pero probablemente termines bebiendo más al fin y al cabo.

Mantente bien hidratado

No uses el alcohol para saciar la sed; es un diurético, de manera, que será peor. Alternar entre bebidas alcohólicas y no alcohólicas puede ayudar a reducir la cantidad que se consume y a mantenerse hidratado.

Opta por bajar las calorías

Usa mezcladores con pocas calorías o dietéticos. Si mezclas su vino con soda, te durará más. Pide tragos sencillos en cambio de dobles o copas pequeñas de vino en vez de grandes y te podrás ahorrar hasta 100 calorías.

No corras prisas

No te sientas presionado a tomar tanto o tan rápido como los demás. Toma sorbos pequeños y disfruta del sabor. Ponte la meta de ser el que toma menos rápido en vez de ser quien bebe más.

Cuidado con las botanas que escoges

Aléjete de las picadas saladas como las papas fritas o nueces, pues te darán más sed y contienen muchas calorías: un puñado de cacahuates tiene unas 260, por ejemplo.