La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que si los impuestos sobre el tabaco se incrementasen un 50% se reduciría en tres años el número de fumadores en 49 millones y se le salvaría la vida a 11 millones de personas.

Con ocasión del Día Mundial contra el Tabaco, que se conmemora este sábado, la organización consideró que de esos 49 millones, 38 millones serían adultos que abandonarían el hábito de fumar, mientras que 11 millones restantes serían jóvenes que no se convertirían en nuevos fumadores.

"Aumentar los impuestos del tabaco es la manera más efectiva y menos costosa de reducir el consumo y salvar vidas", ha dicho a este respecto la directora general de la OMS, Margaret Chan.

Para saber mas click aqui.