Un delicioso platillo de camarones sin pelar y con cabeza. Para chuparse los dedos. A mi familia les encanta, son sus favoritos.